ENTORNO DE PRUEBA / TEST ENVIRONMENT

CUIDADOS

ALGODÓN

Ligero y agradable. Admite agua fría y caliente y centrifugados largos, aunque idealmente debe lavarse a una temperatura máxima de 40 grados para que con el paso del tiempo no encoja ni pierda el color.

ELASTANO

Adaptable y cómodo, es un material que requiere cuidados especiales principalmente para que con el tiempo no pierda la elasticidad. Debe lavarse dado la vuelta a una temperatura de 30 grados máximo. No se debe utilizar secadora ni planchar.

CASHMERE

Fibra natural, ligera y suave, de la más alta calidad. Se puede lavar a máquina, a un máximo de 30 grados y siempre dándole la vuelta a la prenda.No utilizar la secadora y evitar retorcer sus fibras. También se recomienda no dejar la prenda colgando de una percha durante el secado para que no se deforme: mejor extenderla sobre una toalla en horizontal. Se puede planchar a baja temperatura, colocando siempre un paño entre la plancha y la prenda para proteger sus tejidos del calor.

SEDA

Fibra natural de máxima calidad. Necesita un cuidado más especial: puede lavarse a mano, en seco o a máquina.Para el lavado a máquina se debe utilizar el programa más suave de la lavadora– para productos delicados– a un máximo de 30 grados y con el ciclo de centrifugado más corto. Es aconsejable utilizar un producto específico para la la seda y si es posible una funda protectora.

VISCOSA

Suave y transpirable. Debe lavarse siempre en agua fría, ya sea a mano o en la lavadora. El agua caliente puede tener un efecto negativo en la tela. No debe frotarse ni retorcerse ya que esto puede debilitar las fibras de la tela y hacer que tus prendas se deformen.

LANA

Fibra natural con cualidades aislantes, es transpirable y un termorregulador natural. Lo que la hace óptima para protegerse del frío. Puedes lavarla a máquina pero solo con el lavado de mano o a 30 grados máximo dando siempre la vuelta a la prenda.No utilizar secadora y evitar retorcer sus fibras. También se recomienda no dejar la prenda colgando de una percha durante el secado ya que podría quedar deformada: mejor extenderla sobre una toalla en horizontal. Se puede planchar a baja temperatura colocando siempre un paño entre la plancha y la prenda para proteger sus tejidos del calor.